Aunque queden ocultas bajo el vestido, las piernas de la novia siempre requieren de una atención especial para que luzcan perfectas para el gran día. Y es que hay momentos en los que tendrás que enseñarlas, tanto para tu futuro marido en la noche de bodas como cuando llegue la hora de cortar la liga en el banquete delante de todos los invitados. Pero aunque es evidente que los cuidados externos son importantes, muchas veces nos olvidamos de que también necesitan cuidados internos. Por eso hoy te traemos algunos consejos que te resultarán muy útiles para lucir unas piernas perfectas el día de tu boda.

1. Cuidados en la alimentación

Llevar una dieta sana y equilibrada a base de alimentos frescos y menos procesados es fundamental para que nuestra piel presente un aspecto radiante, ya que estos últimos contienen aditivos y sales en exceso. También es recomendable tomar zumos de frutas y verduras para depurar nuestro organismo y beber al menos un litro y medio de agua al día.

2. Cuidados en la postura

Evita pasar mucho tiempo sentada con las piernas cruzadas. A veces puede resultar complicado pues lo hacemos de manera inconsciente, pero ten en cuenta que esta postura dificulta el riego sanguíneo. Pero tampoco es aconsejable estar de pie mucho tiempo sin moverse.

Intenta hacer también un poco de ejercicio para fortalecer las articulaciones y estimular la circulación de la sangre, como por ejemplo nadar, ir en bicicleta o hacer footing.

3. Cuidados estéticos

Es recomendable aplicarse productos cosméticos que contengan ruscus, abedul o alcanfor, ya que además de refrescar, evitan la sensación de piernas cansadas. Una buena crema o aceite anticelulítico también puede ser una excelente opción. Eso sí, utiliza siempre productos de alta calidad para que realmente den resultados y aplícalos después de una ducha de agua fría con u suave masaje desde los tobillos a los glúteos.

4. Otros cuidados

Por último, otro de los trucos que te ayudará a mejorar el riego sanguíneo de las piernas y a prevenir los dolores  es dormir con las piernas un poco elevadas, colocando un cojín debajo del colchón.

A la hora de elegir ropa, opta por prendas de vestir más holgadas y por zapatos que no tengan mucho tacón, ya que pueden agravar los problemas en las piernas.

Además, si puedes permitírtelo, intenta darte algunos masajes circulatorios, drenajes linfáticos o tratamientos específicos con de forma periódica, así como realizar circuitos termales. En cualquier caso, lo más recomendable es siempre asesorarse con verdaderos profesionales para saber qué tratamientos son los más adecuados en tu caso.


HAZ TU CONSULTA - PIDE PRESUPUESTO

Tu consulta será enviada directamente a los mejores especialistas en depilación. Ellos te responderán directamente a tu e-mail o teléfono y gratuitamente.




Pais: