Un tratamiento de depilación láser generalmente es seguro cuando es realizado por un profesional con la formación necesaria. No obstante, esto no significa que estemos exentos de sufrir riesgos o efectos secundarios. Algunos menos graves que otros pero, en cualquier caso, siempre es conveniente comentárselo al profesional con está llevando a cabo las sesiones para que puedan tomarse las medidas adecuadas. A continuación te mostramos cuáles son los efectos secundarios de la depilación láser que podrían producirse.

Efectos secundarios normales de la depilación láser

Se trata de efectos secundarios de poca importancia que pueden darse después de las sesiones.

  • Inflamación del folículo durante las siguientes 72 horas.
  • Picor en la zona tratada.
  • Dolor, hormigueo o entumecimiento.
  • El enrojecimiento también es habitual y suele durar alrededor de 3 días. Y es que el láser puede crear una herida en la dermis. Lo que puede mitigarse enfriando la zona después de la sesión.

Efectos secundarios temporales de la depilación láser

Estos efectos desaparecen con el tiempo, pudiendo variar entre unos días, varias semanas o incluso meses.

  • Enrojecimiento de la zona tratada.
  • Inflamación del área tratada.
  • Ampollas que pueden ser provocadas por aplicar una frecuencia de láser más alta de la adecuada para el tipo de piel. No obstante, los aparatos actuales cuentan con sistemas de enfriamientos que han reducido este riesgo.
  • Hipopigmentación, que suele darse sobre todo en personas con la piel más morena. Aunque se trata de algo temporal, por lo que no hay de qué preocuparse.

Efectos secundarios serios de la depilación láser

Existen algunos efectos más serios que también pueden experimentarse durante un tratamiento de depilación láser y que pueden ocasionar problemas más graves si no se tratan adecuadamente.

  • Hiperpigmentación: es el oscurecimiento de la piel. Puede darse por el aumento de la producción o almacenamiento de pigmentación bajo la piel y es más frecuente cuando el paciente está acostumbrado a broncearse o si la piel es oscura. Afortunadamente pueden tratarse con agentes blanqueadores.
  • Cicatrización: la principal causa de este problema es el propio láser, aunque una infección tras el tratamiento también puede dar lugar a tejido cicatrizal. No obstante, los sistemas basados en pulso han ido reduciendo este riesgo.
  • Quemaduras: normalmente no son habituales y pueden tratarse prodigándole a las heridas los cuidados necesarios.
  • Infección de heridas: únicamente sucede cuando la epidermis de la piel está dañada. En estos casos, las bacterias, virus y hongos pueden dar lugar a una infección que debe tratarse con crema antibióticas o antivirales.
  • Daños oculares: puede provocar heridas en los ojos. Por este motivo, es importante protegerse los ojos para que no entren en contacto directo o indirecto con láser y evitar daños.

 

 


HAZ TU CONSULTA - PIDE PRESUPUESTO

Tu consulta será enviada directamente a los mejores especialistas en depilación. Ellos te responderán directamente a tu e-mail o teléfono y gratuitamente.




Pais: