En la actualidad son muchas las personas que deciden hacerse un tatuaje en alguna zona del cuerpo. Atrás quedaron los tiempos en los que los tatuajes eran algo que solamente llevaban «gentes de mala vida». Pero también son muchas las que deciden someterse a sesiones de depilación láser para eliminar el vello de forma permanente de aquellas zonas que les desagradan, tanto mujeres como hombres. Por esta razón, es normal que antes de hacernos la depilación láser nos preguntemos si es compatible con los tatuajes.

Llevar un tatuaje cubierto de pelo no es algo bonito. Cuando nos hacemos un tatuaje en una zona con pelo, el tatuador la depila antes, pero es obvio que el pelo volverá a crecer. Por eso, antes de acudir al tatuador es importante que sepas que el tatuaje no impide el crecimiento del vello. 

Lo ideal es realizar las sesiones de depilación láser antes de tatuarse para que la zona quede libre de pelo y el tatuaje luzca mucho mejor. Esto no supone ningún problema. Pero si ya tienes un tatuaje y quieres depilarte la zona, la cosa cambia.

Como ya sabrás, el calor producido por el láser destruye los folículos pilosos, lo que permite que los resultados sean duraderos. Si realizamos una depilación láser sobre un tatuaje, el láser asimilará que los colores del tatuaje son pigmentos oscuros que debe activar y, en consecuencia, quemará la piel sin eliminar el vello. Pero además, es muy probable que el dibujo se distorsione o que incluso se elimine por completo. De hecho, el uso del láser en un pricnipio fue pensado para eliminar tatuajes y posteriormente empezó a utilizarse para eliminar el vello.

No obstante, esto no significa que no puedas depilarte la zona del cuerpo que se encuentra alrededor. Basta con tapar el tatuaje y aplicar el láser alrededor para conseguir resultados seguros y permanentes. El único inconveniente es que el vello seguirá creciendo en la zona del tatuaje, por lo que deberás recurrir a un método de depilación alternativo si no quieres arriesgarte a que el tatuaje se estropee y a dañar tu piel.

Así pues, si tienes la posibilidad de realizarte la depilación láser antes de tatuarte, siempre es lo más recomendable. De esta forma, el tatuaje quedará libre de vello y no tendrás que estar pendiente de depilar la zona cuando el vello vaya creciendo.


HAZ TU CONSULTA - PIDE PRESUPUESTO

Tu consulta será enviada directamente a los mejores especialistas en depilación. Ellos te responderán directamente a tu e-mail o teléfono y gratuitamente.




Pais: