En la actualidad, son muchas las mujeres que deciden someterse a sesiones de depilación láser para eliminar el vello de forma definitiva. Sin embargo, cuando algunas de ellas se quedan en estado, se preguntan «¿puedo hacerme la depilación láser si estoy embarazada?». La respuesta es SÍ. Aunque no hay ningún estudio que contraindique la depilación láser durante el embarazo, muchas optan por posponer el tratamiento hasta que el bebé haya nacido como medida de precaución.

Es cierto que las mujeres embarazadas tienden a desarrollar un abundante crecimiento del vello en zonas donde antes no había debido a los cambios hormonales que se producen en el cuerpo durante estos meses, pero éste vuelve a desaparecer tras el embarazo.

El láser no causa ningún daño en la formación y desarrollo del feto, ya que sólo actúa en las capas más superficiales de la piel y no influye en el desarrollo embrionario. Es lo que han concluido numerosos estudios realizados. Sin embargo, muchas clínicas se niegan a realizar sesiones de depilación láser en mujeres embarazadas o a utilizar cualquier tipo de anestésico antes del tratamiento para evitar problemas por el factor absorción.

En cualquier caso, aunque los estudios no han encontrado ningún problema en hacerse la depilación láser durante el embarazo, lo cierto es que este tipo de tratamientos son relativamente nuevos, por lo que siempre es recomendable esperar por precaución. Lo ideal es que siempre lo consultes con tu médico o con tu ginecólogo antes de tomar cualquier decisión.

Lo que es completamente falso es que el embarazo altere los resultados del tratamiento obtenidos hasta el momento. Después del parto, la mujer puede seguir con las sesiones de láser sin ningún problema y los progresos realizados seguirán activos. Y es que una vez que el folículo del pelo ha sido destruido, éste no vuelve a crecer más.

Si decides interrumpir las sesiones de depilación láser y utilizar otros métodos, el más aconsejable es la cuchilla, ya que la cera y las cremas depilatorias pueden provocar reacciones alérgicas debido a los constantes cambios hormonales que sufren las mujeres durante este periodo.

Al dar a luz, la mujer puede volver a retomar las sesiones de depilación láser con total normalidad incluso aunque esté dando de mamar a su bebé, salvo si se trata de la zona del pecho o de las axilas.


HAZ TU CONSULTA - PIDE PRESUPUESTO

Tu consulta será enviada directamente a los mejores especialistas en depilación. Ellos te responderán directamente a tu e-mail o teléfono y gratuitamente.




Pais: