La depilación láser funciona emitiendo luz hacia los melanocitos que se encuentran en los folículos y que dan color al vello. La cuestión es que si tenemos una barrera de melanocitos en la piel activados por la radiación solar o los rayos UVA, la energía suministrada por el equipo de depilación láser puede ocasionar quemaduras graves en la piel. Un riesgo que se da en todos los tipos de láser, salvo en el láser diodo modificado, llamado Soprano. No obstante, esto no quiere decir que podamos tomar el sol libremente en los días anteriores y posteriores a la sesión de depilación láser. Y es que, aunque puede hacerse sobre la piel bronceada, también puede producir quemaduras.

¿Cuándo debemos parar las sesiones de depilación láser?

Tras la sesión de depilación láser, debemos esperar una semana para poder tomar el sol en la zona. Y para retomarlas, es conveniente estar un mes sin haber tomado el sol. Pero lo cierto es que no es una ciencia exacta, ya que hay pieles que se broncean más fácilmente que otras, por lo que necesitan más tiempo para volver a retomar las sesiones. Por eso, es aconsejable parar las sesiones durante el verano.

No tienes de qué preocuparte, ya que el retraso en las sesiones no tiene un impacto negativo sobre al eficacia del láser. De hecho, es más perjudicial adelantarlas, ya que deben respetarse los ciclos foliculares. El único inconveniente es que el tratamiento se alargará más tiempo, pero no hará que tengamos que darnos más sesiones. Lo único que realmente afecta a la cantidad de sesiones que debemos darnos es la zona del cuerpo que se está tratando y el tipo de piel y de vello del paciente.

En los meses de verano, los expertos recomiendan utilizar una buena crema solar, que además de protegernos de los efectos adversos del sol, del envejecimiento prematuro de la piel y de las manchas, nos permitirá retomar antes el tratamiento.

¿Cómo cuidar nuestra piel mientras estamos realizan un tratamiento de depilación láser?

  • Afeitar el vello en lugar de extraerlo: cuando aparece de nuevo el vello tras una sesión, el pelo debe rasurarse, pero nunca eliminarse de raíz, ya que de esta forma estaremos cambiando los ciclos foliculares.
  • No usar prendas ajustadas y de tejido duro: el día de la sesión y el día posterior deben elegirse otras prendas, ya que las prendas duras y ajustadas pueden irritar la zona por el roce.
  • Tener cuidado con los tintes de algunas prendas: hay prendas de ropa que pueden soltar tinte o pelusa oscura, lo que puede acabar irritando la piel.
  • Utilizar ropa que transpire: es aconsejable utilizar prendas que favorezcan la transpiración de la zona que se está tratando. Por ejemplo, si te estás haciendo las medias piernas, no es conveniente ponerse vaqueros con botas ajustadas.

HAZ TU CONSULTA - PIDE PRESUPUESTO

Tu consulta será enviada directamente a los mejores especialistas en depilación. Ellos te responderán directamente a tu e-mail o teléfono y gratuitamente.




Pais: