Mantener perfectamente depilada la zona del bikini no es tarea fácil. Y es que una mala depilación puede dejar unos resultados horribles. Los pelitos clavados, los picores y el enrojecimiento son señales de que no hemos hecho algo bien y arruinar nuestro momento de sol con nuestra pareja y nuestros amigos. Si estás harta de que te pase esto y quieres evitarlo, sigue leyendo, porque a continuación te contamos todos los secretos de una depilación perfecta de la zona del bikini.

Preparación previa

Muchas veces, cuando nos depilamos, terminamos con granitos y pelos clavados. Esto tiene que ver con el hecho de que cuando el perlo vuelve a crecer, queda atrapado bajo la piel, inflamando la zona y produciendo infecciones. La mejor forma de evitarlo es realizando una exfoliación previa antes de depilarnos. De esta forma, conseguiremos que nuestra piel se mantenga suave tanto en el momento de la depilación como después.

Afeitarse

Si prefieres depilarte con cuchilla en lugar de con cera, es importante que la cuchilla esté nueva o, al menos en buen estado. Esto marca la diferencia entre una piel suave y los sarpullidos. Y es que la fricción que causa la cuchilla cuando no se encuentra en buen estado termina provocando la aparición de erupciones y pelos clavados. Adeás, debes tener en cuenta que una cuchilla vieja alberga multitud de bacterias. Recuerda lavarla bien y dejarla secar cada vez que la uses y reemplazarla después de cinco veces.

Por supuesto, usa siempre crema de afeitar para garantizar una buena lubricación. De esta forma, evitarás tener que pasar la cuchilla muchas veces por el mismo sitio y harás menos daño a tu piel. Intenta hacerlo siempre en la ducha, ya que de esta forma acondicionarás tu piel. Los porsos estarán más abiertos y la piel más flexible, lo que facilitará la tarea.

Cera

Si prefieres hacerte la cera, debes saber que, por mucha experiencia que tengas, los más recomendable es que acudas a un centro de belleza. Si decides hacértela tú mismo en casa, debes aplicar la cera en la dirección de crecimiento del pelo. Retírala en la dirección contraria y sujeta la piel al mismo tiempo para segurarte de que el pelo sale de raíz. De lo contrario, el pelo puede romperse. Además, es aconsejable usar siempre cera dura, ya que se agarra más al pelo y hace menos daño a la piel cuando tiramos.

Cuidados posteriores

Tanto si te afeitas como si te depilas con cera, es recomendable que no hagas ejercicio en las siguientes 24 horas para que las bacterias del sudor no puedan acceder a los folículos abiertos y causar infecciones. Además, es importante que mantengas bien hidratada tu piel para evitar los pelos clavados. Busca cremas con extracto de avena o ácido láctico.


HAZ TU CONSULTA - PIDE PRESUPUESTO

Tu consulta será enviada directamente a los mejores especialistas en depilación. Ellos te responderán directamente a tu e-mail o teléfono y gratuitamente.




Pais: