En la actualidad, por motivos estéticos, la depilación corporal es algo habitual. Tanto en mujeres como en hombres. Sin embargo, debes tener en cuenta que el vello no está ahí porque sí, sino que cumple una función biológica: nos protege de las irritaciones y de las fricciones. Por esta razón, la depilación resta capas protectoras a la piel, lo que aumenta el riesgo de contraer enfermedades o sufrir irritaciones cuando la depilación no se hace bien.

Una de las enfermedades más frecuentes es el liquen simple crónico, que causa fuertes picores en la piel. Pero también el molusco contagioso, una infección vírica que se contagia a través de las cuchillas de afeitar. Y, a largo plazo, si no se tiene cuidado con la depilación del vello público, existe la posibilidad de que la liquenificación llegue incluso a los labios. Así pues, lo que en un principio se realiza con fines estéticos, puede terminar convirtiéndose en una auténtica pesadilla.

Por este motivo, no supone ningún esfuerzo tomar las medidas adecuadas para evitar la aparición de estos problemas y evitar sorpresas desagradables. Y no sólo porque son muy molestas cuando se producen de manera temporal, sino también porque pueden volverse crónicas, lo que quiere decir que tendremos que acostumbrarnos a vivir con ellas toda la vida.

Para evitarlas, lo más recomendable es utilizar agua, jabón y alguna solución antiséptica antes y después de la depilación. Es decir, llevar siempre una higiene cuidadosa y prevenir las infecciones con cremas o soluciones antisépticas. De hecho, si acostumbramos a depilarnos con cera o cuchilla, deben extremarse las precauciones en este sentido, independientemente de cual sea la parte del cuerpo que vayamos a depilar.

Y lo mismo sucede con la depilación láser si no es llevada a cabo por un profesional, ya que la piel podría verse dañada, produciéndose quemaduras,pequeñas heridas y cicatrices que pueden llegar a ser crónicas y dificultar las relaciones sexuales. Con lo cual, antes de acudir a un centro de depilación láser, es muy importante que te informes correctamente sobre todos los detalles del procedimiento.

Si tomas todas las medidas que acabamos de explicar, no tiene por qué existir ningún problema con la depilación. Afortunadamente los problemas que se derivan de no tomar las medidas necesarias no son frecuentes, pero siempre existen ciertos riesgos y no resulta nada agradable encontrarse con una lesión cutánea de por vida.


HAZ TU CONSULTA - PIDE PRESUPUESTO

Tu consulta será enviada directamente a los mejores especialistas en depilación. Ellos te responderán directamente a tu e-mail o teléfono y gratuitamente.




Pais: