Aunque tener vello en las piernas, en las axilas, en el pubis, en el labio superior y en la línea del ombligo es habitual en las mujeres, lo cierto es que hay ocasiones en las que el vello crece en aquellas zonas en las que no debería, sobre todo en lugares bastante visibles. Es lo que se conoce como hirsutismo y está relacionado con cambios hormonales, por alteraciones en algún tipo de glándula, especialmente las suprarrenales. Se trata de pelo duro, grueso y oscuro con un crecimiento excesivo que suele parecer en los pezones, en la barbilla, en el cuello, en el tórax o en la espalda. Es cierto que también puede afectar a los hombres, pero se da sobre todo en las mujeres, aproxiamdamente en un 10% de las mujeres en edad fértil.

Cuando las mujeres lo sufren, lo que suele ocurrir es que se produce eun crecimiento excesivo de vello siguiendo un patrón de distribución propio del género masculino. Con la edad y sobre todo durante la menopausia, la cantidad de vello aumenta y, en muchos casos, se convierte en pelo terminal por el incremento de los niveles de testosterona. Un incremento que puede tener que ver con la obesidad, el hipotiroidismo, el síndrome del ovario poliquístico, afecciones de las glándulas suprarrenales o el uso de determinados medicamentos.

También puede darse en los hombres, pero es menos evidente, ya que estos suelen tener pelo en muchas partes de su cuerpo y cuando aparece lo hace en mayor extensión. En cambio, en las mujeres, solamente se da en zonas muy focalizadas. Cuando aparece en la pubertad el pelo suele ser más denso, fuerte y grueso, mientras que si ocurre durante la menopausia, se trata más bien de pelusa.

En estos casos, debe realizarse un estudio hormonal para averiguar cuál es la causa que lo está provocando. En cualquier caso, lo normal, si no existe un problema grave de fondo, es que pueda eliminarse con depilación láser, fotodepilación o el uso de retardadores del crecimiento del vello. Lo más eficaz es la depilación láser, ya que permite la eliminación permanente del vello y puede usarse en todo tipo de pieles, incluso en las oscuras. Eso sí, hay que tener en cuenta que, al tratarse de un problema hormonal, con el tiempo puede volver a salir, por lo que es recomendable consultarlo con el médico para que determine si el tratamiento debe aocmpañarse con la ingesta de estrógenos o antiandrógenos.


HAZ TU CONSULTA - PIDE PRESUPUESTO

Tu consulta será enviada directamente a los mejores especialistas en depilación. Ellos te responderán directamente a tu e-mail o teléfono y gratuitamente.




Pais: