Cada vez son más personas las que deciden recurrir a los tratamientos de depilación definitiva para eliminar el vello de aquellas partes de su cuerpo que nos les gustan. Y no solamente mujeres, sino que también cada vez más hombres se someten a ello. Sin embargo, cuando llegar la hora de elegir un tipo de depilación permanente, surgen muchas dudas, como por ejemplo si es mejor optar por la depilación láser diodo o por la luz pulsada (fotodepilación). Muchas personas llaman láser a ambos tratamientos porque su funcionamiento es parecido, pero lo cierto es que tienen características diferentes.

La principal diferencia entre la depilación láser diodo y la luz pulsada reside en la manera en que se aplica la luz. El láser diodo aplica una luz monocromática que es más fácilmente absorbida por la melanina y es más puntual y preciso, siendo el más efectivo para pieles blancas con pelo oscuro. La energía aplicada es transportada a través de la melanina del vello y termina en la raíz que acaba siendo destruida sin causar daños al resto de la piel.

En cambio, en la fotodepilación la luz es policromática y ésta se mueve en todas las direcciones, por lo que es un buen tratamiento para tratar distintos tipos de vello. El pulso de luz provoca un incremento de la temperatura en aquellas partes en las que existe una mayor concentración de melanina, de manera que la raíz termina quemándose del mismo modo que ocurre en el láser. Sus condiciones y su longitud de onda permiten que pueda aplicarse tanto en pelos oscuros como en rubios, aunque es más efectivo en pelo más oscuro.

Pero, ¿qué tipo de depilación es mejor?

Lo cierto es que no podemos dar una respuesta clara a esta pregunta, ya que depende en gran medida de las necesidades y del tipo de vello de la persona. El láser, por ejemplo, suele dar mejores resultados en pieles claras con vello oscuro, pero su coste también es más elevado. Por su parte, la fotodepilación, aunque requiere de más sesiones, se adapta a mayor variedad de pieles y vellos pues su longitud de onda es variable.

En cualquier caso, además del tipo de piel y de vello, es importante tener en cuenta que la efectividad de las sesiones tanto en un tratamiento como en otro depende de la profesionalidad y de la seriedad del centro de depilación al que se acuda. Por eso, antes de elegir una clínica, es fundamental informarse sobre qué tratamiento se adapta mejor a nuestras necesidades ya  nuestras características.


HAZ TU CONSULTA - PIDE PRESUPUESTO

Tu consulta será enviada directamente a los mejores especialistas en depilación. Ellos te responderán directamente a tu e-mail o teléfono y gratuitamente.




Pais: