Aunque parece que la depilación láser es algo que solamente concierne al género femenino, la realidad es que la depilación láser masculina está siendo cada vez más demandada. Según una encuesta realizada por la Asociación Americana de Cirugía Plástica el uso de tratamientos de estética no invasivos en hombre ha aumentado más del doble en la última década. Siendo la depilación láser el tratamiento más solicitado. Solamente en 2014 un millón de hombre se sometieron a sesiones de depilación láser. Y es que esta nueva tecnología ha hecho que el hombre pueda elegir y encontrar en la depilación una solución a diferentes problemáticas.

Uno de los casos más habituales son los hombres que presentan mucho vello en los brazos y en la espalda. Actualmente no hay problema para eliminarlo y con sólo 6 u 8 sesiones de una hora cada dos meses aproximadamente es posible decir adiós al vello y olvidarse de los prejuicios.

No obstante, ya hace años que podemos ver como muchos deportistas recurren a la depilación láser masculina para las piernas, el pecho o los brazos. Pero es ahora cuando muchos se están animando a ello, especialmente aquellos que tienen problemas de foliculitis en el cuello o de barba extendida hacia el cuello y necesitan afeitarla casi cada día Y es que aunque ahora esté muy de moda llevar la barba larga, una barba tan tupida y prolongada, puede suponer un problema estético por no poder definir su contorno, pero también de foliculitis por la frecuencia con que se afeita.  Vellos encarnados que causan heridas que pueden tardar varios días en curar.

La era de la vanidad masculina

El hombre actual vive más años y desea mantenerse activo y vital por más tiempo, consciente de que la apariencia fresca es importante. por eso, son cada vez más las clínicas que reciben a hombres que buscan mejorar su aspecto y verse más atractivos y más cómodos. Las tendencias modernas en el aspecto estético masculino hacen que que se hayan roto las barreras que frenaban la vanidad masculina. Ahora los hombres se interesan mucho más por su apariencia.

Lo importante es saber elegir un tratamiento de depilación adecuado, asegurándose de que se trate de láser diodo o alejandrita y no luz pulsada, ya que el láser es mucho más específico y permite alcanzar temperaturas mayores a la hora de aplicarlo sobre el folículo. Una diferencia que se hace aún más patente a partir de la tercera sesión cuando el vello que queda ya está muy debilitado y la mayoría ya ha desaparecido. Es entonces cuando la luz pulsada no resulta tan efectiva como la depilación láser.


HAZ TU CONSULTA - PIDE PRESUPUESTO

Tu consulta será enviada directamente a los mejores especialistas en depilación. Ellos te responderán directamente a tu e-mail o teléfono y gratuitamente.




Pais: