En la actualidad, la depilación láser es el único método para la eliminación permanente del vello. Estos sistemas tienen por objetivo la destrucción selectiva de las estructuras foliculares responsables del crecimientos del pelo, respetando al máximo la dermis y la epidermis que las rodea. Para ello, se emiten pulsos de luz de alta energía a determinadas longitudes de onda que son absorbidas por la melanina.

Sin embargo, no todas las pieles ni todos los pelos necesitan el mismo tipo de láser. Y es que lo que puede ser lo más efectivo para una persona, puede no serlo para la otra y además causar daños en la piel. El color y el grosor del pelo son determinantes para la eficacia de la depilación láser. Por eso, es importante valorar la carga de melanina que tiene el pelo de cada paciente. Generalmente la eficacia de la depilación láser es mayor en pelos oscuros, ya que requieren menor cantidad de energía para calentarse porque su absorción es más óptima, siendo además el tratamiento más seguro para la piel.

Los láseres más adecuados para cada tipo de pelo

  • Pelo oscuro: el pelo oscuro puede tratarse con varios tipos de láser, pero para hacer una mejor selección es importante tener en cuenta el color de la piel y la profundidad del pelo. En piel oscura lo más recomendable es el láser de longitud de onda y pulso más largo como el Láser Light Sheer XC. En piel de color medio, lo más recomendable es el Láser de longitud de onda media y pulso medio como el Láser alejandrita Apogee. Y en piel clara, lo más efectivo es el láser diodo  y alejandrita de pulso largo.
  • Pelo rubio: el pelo rubio tiene poca concentración de eumelanina, por lo que absorbe menos la luz, siendo más resistente a la depilación láser. En estos casos, lo mejor es optar por láseres con más apetencia por la melanina como el láser alejandrita con diodo.
  • Pelo pelirrojo: debido a su carga de feomelanina, el láser es menos eficaz en este tipo de pelo. Por eso, no existe actualmente ningún láser capaz de eliminar el vello pelirrojo de forma permanente.
  • Pelo gris: si el pelo todavía no está completamente gris, es aconsejable tratarlo cuanto antes, ya que la eficacia de la depilación láser es mucho menor en este tipo de pelo.
  • Pelo blanco: cuando el pelo ha perdido la pigmentación, no existe pigmento diana al que pueda atacarse. Con lo cual el láser no puede actuar.

 

En cualquier caso, debes tener en cuenta que a medida que vamos avanzando en las sesiones, el pelo se hace cada vez más pequeño, por lo que es posible que haya que cambiar de láser. En muchos casos es necesario usar varios tipos de láser para obtener mejores resultados.


HAZ TU CONSULTA - PIDE PRESUPUESTO

Tu consulta será enviada directamente a los mejores especialistas en depilación. Ellos te responderán directamente a tu e-mail o teléfono y gratuitamente.




Pais: