Aunque es algo que se va aprendiendo con el tiempo, las cejas son una parte esencial del look de nuestro rostro y, en consecuencia, de nuestro maquillaje. Algunas optan solamente por eliminar los pelitos de alrededor para perfilarlas, otras prefieren rellenar los huecos y perfilar con algo de maquillaje y otras llevan a cabo una auténtica labor de arquitectura y diseño. Sin embargo, al igual que sucede que con todo, en la depilación de cejas también existen modas. Basta con hacer una búsqueda en google para ver cómo llevaban las cejas las actrices de los años 90, cuando el grosor y la textura de las mismas se reducía a su mínima expresión.

Todo lo contrario a la moda que impera en la actualidad. Hoy en día se llevan las cejas gruesas como las de Salma Hayek, Sofía Vergara o Penélope Cruz. Con un estilo muy natural. En los últimos tiempos, esta tendencia ha evolucionado sobre las pasarelas, buscando además del grosor, un cierto desorden controlado. Para conseguirlo, ya no se recortan los pelos inicials de la ceja, que suelen tener una dirección distinta a la del resto, sino que se dejan tal y conmo nacen. Es más, en algunas ocasiones la ceja se peina a contrapelo, dejando algunos pelitos con orientación vertical.

Para conseguir este tipo de estilo, lo primero que debes hacer es respetar la forma natural de tus cejas, aunque las definas. Si te propones cambiar de manera drástica la forma de tus cejas, seguramente lo consigas, pero esto no significa que te vayan a favorecer. Si no logras identificar la forma natural de tus cejas, puede que te sirva de ayuda analizar tu tipo de rostro para utilizarlo como punto de referencia.

  • Cara redonda: si tienes la cara redonda, la mejor forma de compensarlo es con unas cejas angulosas marcadas. La idea es que el pico se marque bastante.
  • Cara alargada: para compensar la verticalidad de este tipo de rostro, lo mejor son las cejas casi planas con una pequeña caída en el extremo externo.
  • Cara cuadrada: para suavizar los volúmenes de este tipo de rostro, lo mejor es optar por unas cejas con ángulo, pero menos marcado que el de la cara redonda.
  • Cara en forma de corazón: si tienes la frente ancha y el mentón fino, lo ue mejor te irá son las cejas angulosas, para que contrasten con la amplitud de la frente, aunque no tan marcadas como en el primer caso. La idea es que queden redondeadas.

 


HAZ TU CONSULTA - PIDE PRESUPUESTO

Tu consulta será enviada directamente a los mejores especialistas en depilación. Ellos te responderán directamente a tu e-mail o teléfono y gratuitamente.




Pais: