El ritmo de vida tan agitado que llevamos actualmente hace que muchas veces no podamos prodigarnos los cuidados que nos gustaría y nuestra piel es la que más suele sufrir las consecuencias de ello. Los agentes externos, la falta de hidratación y la depilación hacen que nuestra piel sufra cada día, especialmente cuando nos depilamos con cuchilla. El problema es que muchas veces no tenemos otra opción cuando nos surge un buen plan y no nos hemos depilado. En estos casos, las mayoría de las mujeres optamos por rasurarnos las piernas por ser el método más rápido y más sencillo, ya que requiere sólo de unos minutos. El inconveniente, claro está, es que la piel sufre si no la cuidamos.

No obstante, debes saber que hay algunos trucos para la depilación con cuchilla que pueden resultarte muy útiles y conseguir lucir una piel más suave y cuidada.

1. Exfoliar la piel antes de la depilación

Después de los meses de invierno es habitual que nuestra piel esté seca y presente un aspecto más pálido que en verano. Por eso, es aconsejable exfoliarnos las zonas que nos depilamos con más frecuencia al menos 3 veces por semana. De esta forma, ayudamos a retirar las pieles muertas y a regenerarse. Se trata de un proceso muy sencillo que puedes hacer por las mañanas antes de ducharte.

2. Ahorra con las exfoliaciones caseras

No es necesario que inviertas una gran cantidad de en productos de alta gama para hacer una exfoliación. Puedes elaborar en casa una mezcla con un poco de miel o aceite de oliva y avena, azúcar moreno o sal gorda. Pon un poco de esta mezcla en tus manos y masajea con suavidad tus piernas durante unos minutos. Continúa el masaje mientras te enjuagas con agua durante unos minutos.

3. Aplica espuma o gel de depilación

Tu piel quedará más suave y cuidada si aplicas una capa generosa de gel de depilación o espuma, enriquecido con aceites y una una cuchilla especial para mujeres, ya que están diseñadas para un rasurado más suave.

4. Aplica crema hidratante

Después del baño o de la ducha, aplica crema hidratante mientras tu piel está todavía húmeda. De esta forma, conseguirás retener los niveles de hidratación de la piel y aumentarás la sensación de suavidad durante más tiempo.

5. Aplica autobronceador

Si quieres tener unas piernas de cine, aplícate autobronceador después de la depilación. Flexiona los músculos de las piernas y échate una buena cantidad de bronceador en las zonas sombreadas. De esta manera, darás mayor definición a los músculos y lucirán más tonificadas.


HAZ TU CONSULTA - PIDE PRESUPUESTO

Tu consulta será enviada directamente a los mejores especialistas en depilación. Ellos te responderán directamente a tu e-mail o teléfono y gratuitamente.




Pais: